A 2 años desde el inicio de las administraciones municipales y Estatal, estos delitos muestran retrocesos y algunos avances

Foto: pixabay

Monterrey, Nuevo León, a 11 de diciembre de 2017. A diferencia de lo que se observa en cuanto a los delitos de alto impacto, la situación en cuanto a delitos patrimoniales muestra contrastes en Nuevo León de acuerdo con el más reciente reporte del Observatorio Ciudadano de Nuevo León.

El análisis presentado por Consejo Cívico, Canaco Monterrey, Caintra y Coparmex Nuevo León, señala que en algunos municipios se pueden encontrar reducciones interesantes.

  • Robo de vehículo. A finales de 2015 alertamos a través de este Observatorio sobre los riesgos de pasar la barrera de los 300 vehículos robados al mes, como una señal de la degradación de la seguridad. Esta advertencia se reveló acertada, si analizamos cómo en el año 2016 hubo un aumento generalizado de los niveles de incidencia delictiva. Al mes de octubre de 2017, es evidente que tenemos más robos de vehículos ahora que cuando iniciaron las administraciones estatal y municipales. Si comparamos enero-octubre 2015 con el mismo periodo en el 2017, se observa un 32% de incremento en este delito, al pasar de 2 mil 639 a 3 mil 476 denuncias. Al comparar los periodos enero-octubre del 2015 contra el 2017, podemos señalar que aquellos municipios con mayores incrementos fueron:
    • García con un alza de 211%, al pasar de 47 a 146 casos.
    • Cadereyta con un incrementó 116%, al pasar de 67 a 145 casos.
    • En el caso de Santiago, este delito aumentó en un 100% al pasar de 12 a 24 denuncias en los periodos analizados.
    • Guadalupe tiene un incremento de 24% en este delito si comparamos enero-octubre 2015 vs 2017, al pasar 519 a 644 denuncias.
    • San Pedro destaca por haber logrado una baja sostenida a lo largo de los dos años de administración. Bajó 60% entre enero-octubre de 2016 vs 2017, al pasar de 45 a 18 denuncias, mientras que de enero-octubre de 2015 vs 2017 la baja fue del 57%, al pasar de 42 a 18 denuncias. La tasa por cada 100,000 habitantes pasó de 34.10 a 14.62 casos entre estos periodos.
  • Robo a negocio. A nivel estatal en lo que va de este sexenio, el incremento en robos a negocio fue de 32% entre enero-octubre de 2015 vs 2017, con una tasa por cada 100,000 habitantes que pasó de 46.45 a 61.35 casos. Los municipios que más llaman la atención si comparamos el periodo enero-octubre 2015 contra 2017 son:     
    • García, con un alza de 109%, en los últimos dos años la tasa de robo a negocios por cada 100,000 habitantes pasó de 27.08 a 56.60 casos.
    • Apodaca con un alza de 50%, al pasar de 297 a 444 casos entre enero-octubre 2015 vs 2017, esto significa que la tasa por cada 100,000 habitantes pasó de 49.73 a 74.35 casos.
    • Guadalupe muestra un alza de 33% entre enero-octubre de 2015 frente al mismo periodo de 2017 al pasar de 415 a 551 denuncias.
    • Escobedo por su parte incrementó en 31% entre enero-octubre de 2015 frente al mismo periodo de 2017 al pasar de 141 a 185 casos.
  • En el Robo a persona, en Nuevo León en este periodo se registra una tasa por cada 100,000 habitantes de 41.01 a 36.21 casos entre enero-octubre 2015 vs 2017. En tanto que a nivel metropolitano podemos destacar los casos de: 

 

  • Cadereyta en el robo a persona tuvo un alza del 46%, al pasar de 24 a 35 denuncias en el periodo enero-octubre 2015 vs 2017.
  • En contraste, en Monterrey se registró una disminución de 24% entre enero-octubre 2015 vs 2017, pasando de 798 a 608 casos. La tasa por cada 100,000 habitantes pasó de 71.95 a 54.82 casos en los últimos dos años. Sin embargo, se mantiene por encima de la tasa estatal por cada 100,000 habitantes que es de 36.21 en 2017.
  • En el delito de Robo a casa habitación si analizamos el periodo enero-octubre 2015 vs el 2017, en Nuevo León hay un incremento de 6%, al pasar de 2,428 a 2,575 respectivamente. Es decir, una tasa por cada 100,000 habitantes que pasó de 47.43 a 50.30 casos. Mientras que a nivel municipal observamos que:
    • Salinas Victoria registra un incremento 147%, elevándose la tasa por cada 100,000 habitantes de 101.49 a 250.96 denuncias.
    • Linares tuvo un alza de 136%; la tasa de este delito por cada 100,000 habitantes pasó de 31.31 a 73.89 casos.
    • García subió 50% entre enero-octubre de 2015 vs 2017 al pasar de 153 a 230 casos.
    • En contraste en Santiago, la reducción fue del 29%, al pasar de 31 a 22 casos.
    • San Pedro también muestra tendencias a la mejora. La reducción fue del 34%, al pasar 67 a 44 denuncias sobre este periodo.

Es de conocimiento general que estos delitos son del ámbito municipal, y que la atención oportuna y resultados se logran implementando estrategias muy diseñadas para cada situación geográfica y delictiva. En esto, al parecer en ciertos delitos, algunos municipios pudieran haber encontrado mecanismos efectivos que por ahora están dando resultados.

“Veremos en el año 2018 si se sostienen las tendencias, esperando que la distracción electoral no venga a echar a perder los avances. En contraste, existen casos preocupantes, como lo son García, Cadereyta y Apodaca, en los cuales se evidencia que es urgente un rediseño de las estrategias para revertir las tendencias negativas, y empezar a dar resultados contundentes”, refieren las organizaciones del Observatorio.