Ciudadanos señalan que Apodaca es el municipio donde más sobornos les han solicitado en los últimos seis meses.

Los resultados del segundo Pulso Metropolitano de Seguridad de 2017 muestran que los elementos de vialidad y tránsito de los municipios piden soborno a 1 de cada 10 ciudadanos, como parte de la remediación de un problema y situación particular.

Específicamente, el Pulsómetro preguntó, a los más de 4,600 ciudadanos del área metropolitana de Monterrey, si en los últimos seis meses los elementos de tránsito de su municipio le han pedido algún soborno. El análisis fue  realizado por el Tecnológico de Monterrey entre el 9 de septiembre y 18 de octubre.

  1. En cada municipio la situación es distinta. Por ejemplo, el municipio donde el mayor número de ciudadanos reporta que le ha sido solicitado un soborno es Apodaca, donde la proporción de habitantes afectados llega al 15.34%.
  2. La segunda posición con el mayor número de ciudadanos afectados por la solicitud de sobornos es San Nicolás de los Garza con el 13.5%; le sigue Guadalupe con el 11.62% y Monterrey con el 10.99%.
  3. En la parte contraria de la tabla, Santa Catarina es el municipio con la menor proporción de ciudadanos a quienes sus tránsitos han solicitado sobornos, donde esta cifra es del 6.2%.

La situación preocupa aún más ya que ocurre en la coyuntura de la implementación de un nuevo reglamento homologado de tránsito, el cual busca mejorar la movilidad en la ciudad y que, ante el desconocimiento de algunas disposiciones o multas por parte de los ciudadanos, los elementos municipales pueden aprovechar estos momentos para solicitar la “mordida”.

Si bien algunos municipios han emprendido esfuerzos donde los agentes viales portan cámaras de video entre sus ropas para grabar su interacción con los ciudadanos, mecanismo que contribuiría a evidenciar posibles actos de corrupción, es un hecho que falta mucho por hacer para que estas medidas sean efectivas y logremos con ello cortar el hilo de la corrupción.

Los organismos de representación social y empresarial que promueven el Pulso Metropolitano de Seguridad, con la voz de los ciudadanos que participaron en el estudio, exigen a los alcaldes revisar nuevamente y a detalle el trabajo de sus corporaciones de vialidad y tránsito para aplicar medidas y procesos internos que lleven a reducir a cero los casos de soborno que se presentan.