De 2016 a 2017, la Auditoría Superior del Estado incrementó 11.5% su presupuesto y con ello su nómina para analizar las cuentas públicas de los municipios y el Estado…

Monterrey, Nuevo León, a 07 de noviembre de 2017. El 4 y 5 de mayo del presente año, la Auditoría Superior del Estado (ASE) recibió las cuentas públicas correspondientes al 2016. Conforme a la Constitución del Estado, la autoridad fiscalizadora contaba con 130 días hábiles siguientes a la recepción de las cuentas, para evaluarlas y emitir su Informe. Este plazo improrrogable, venció los días 6 y 7 de noviembre de este año.

El 30 de octubre, el Auditor Superior hizo llegar un oficio al Congreso local, solicitando, sin fundamento alguno, prórroga de 15 días para la presentación de su Informe de Resultados, argumentando tener un exceso de carga laboral.

Dicha solicitud sorprende, primero, porque fue presentada tan solo seis días antes de que venciera su término. Segundo, porque al contar la Auditoría con mayor presupuesto y personal en relación con el año anterior, no consideramos sea justificada la abstención en la presentación del Informe de Resultados. Nuestras consideraciones se basan en los siguientes datos:

  • Para el año 2016, el presupuesto de la Auditoría Superior era de $186 millones 552 mil 672 pesos mientras que en 2017 fue de $207 millones 999 mil pesos, lo que  implica un aumento de $21 millones 446 mil 328, es decir, 11.49%.

  • Estos aumentos se tradujeron en la contratación de más personal por parte de la ASE, por lo que en 2017, este órgano pasó de tener 284 a 301 personas en nómina. En específico se aumentaron: cinco directores, un subdirector o coordinador, tres jefes, siete auditores y analistas y un personal administrativo.

Cabe señalar que la ley de Fiscalización Superior del Estado de Nuevo León, que regula el trabajo de la ASE, establece como responsabilidad administrativa la no presentación del Informe de Resultados, en tiempo y forma; situación que incluso la Ley señala como un motivo de remoción del Auditor.

Ante esta situación, no consideramos que el Congreso del Estado tenga las facultades de ampliar el término de presentación del Informe de Resultados, ya que este plazo tiene su origen directamente en la Constitución y ésta no prevé supuesto por medio del cual se pueda extender el periodo. Igualmente no consideramos que se justifique el pedido del Auditor.

Cabe destacar que en caso de que el Congreso apruebe la prórroga, se reduciría el tiempo del cual dispondrá para revisar dichas cuentas públicas e imponer responsabilidades en caso de ser necesario, aspecto que se agrava al tener en cuenta que el siguiente año es de procesos electorales y habrá cambios en los gobiernos municipales.

En este sentido se exhorta al Congreso del Estado para que aplique la Constitución y la Ley de la Auditoría sin ninguna excepción, y que se le exija al Auditor cumpla cabalmente con las obligaciones que por Ley tiene.

Además recordamos que es necesario alinear la Ley de Fiscalización del estado al Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), fortaleciendo con ello la figura de la Auditoría, las responsabilidades que éste órgano tendrá, y eventualmente resultando en una mejor fiscalización de las cuentas públicas y atención de las irregularidades por parte de las autoridades correspondientes.