Los hechos violentos de este 10 de octubre, en Cadereyta, hacen evidente la crisis penitenciaria y el problema estructural que enfrenta Nuevo León.

Monterrey, Nuevo León, a 11 de octubre de 2017. Desde la sociedad civil organizada lamentamos la pérdida de vidas tras el motín registrado en el Penal de Cadereyta y condenamos los hechos que evidencian el poco control que tienen las autoridades estatales al respecto.  

Lo sucedido este martes, 10 de octubre, en Cadereyta hace evidente la crisis penitenciaria y el problema estructural que enfrenta Nuevo León, y se suma a cuatro sucesos más registrados en los tres penales de la entidad durante los últimos dos años.

Es preocupante el uso de la fuerza para intervenir en momentos críticos, la tardía intervención en una jornada violenta que se prolongó durante más de 17 horas y un deficiente protocolo para atender a los familiares de los internos quienes exigían información.

De acuerdo con la información oficial y reportes de los medios de comunicación los disturbios se detonaron desde las 23:00 horas del lunes hasta las 16:00 de este martes, con diversos momentos críticos en busca de tomar el control.  

  • En los dos años de la actual administración se han registrado 73 decesos de internos por hechos violentos en los penales de Nuevo León, frente a las 67 muertes en seis años de la pasada gestión estatal.  

  • La primera obligación del Estado garantizar la integridad física y dignidad de las personas internadas en los penales.

  • Es necesario que la autoridad competente informe a familiares de manera oportuna y clara sobre la situación de los internos del penal. Y en su caso el debido acompañamiento a quienes perdieron a su familiar.  

  • Exigimos a las autoridades de Nuevo León deslindar responsabilidades a través de una investigación objetiva y seria sobre los hechos violentos en el Penal de Cadereyta, siempre apegadas a derecho.

La crisis penitenciaria ha sido un tema reiterado por instancias como la Comisión Estatal de Derechos Humanos y la organización Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos AC.

Nuevo León enfrenta retos importantes como éste que requieren de la total atención del gobernador Jaime Rodríguez y su gabinete. Es por eso que las autoridades no deben andar dedicando su atención y tiempo en una campaña de recolección de firmas mientras se detonan este tipo de crisis.