La frustración se transformó en una app para donar sangre. Hoy, su misión es salvar vidas…

Monterrey, Nuevo León, a 07 de febrero de 2018. Hace cuatro años, un amigo pidió ayuda para su esposa. Necesitaba transfusiones de sangre, padecía cáncer. En respuesta, César Esquivel fue omiso. Semanas después se enteró que ella murió.

A pesar de la impotencia de no haber hecho nada. La frustración se transformó en blooders.org, una plataforma que hoy mejora la experiencia de donar sangre y conecta a personas que la necesitan con donantes y hospitales: su misión es salvar vidas.

Desde entonces, los hermanos César y Javier Esquivel han tenido la tarea de revolucionar la narrativa de donación de sangre altruista en el país, convirtiéndola en una celebración a la vida. Y es que en México, cada cuatro segundos una persona necesita donantes de sangre, es decir, cerca de 20 mil pacientes al día.

“Donar sangre no duele, lo que duele es necesitarla y no tenerla”, agrega César. Y justo ése se ha convertido en el tagline de blooders.org, iniciativa que rompe con el modelo tradicional y serio de donación de sangre para convertirla en una experiencia positiva a través de un proceso cómodo, rápido y accesible a todos.

El propósito, dice Javier, es normalizar la acción de donar sangre de manera altruista, conscientes de los retos que se han construido alrededor de los mitos, estigmas y las brechas generacionales, porque al final “todos podemos necesitar de una transfusión en cualquier momento”.

Blooders.org, app disponible para iOS y Android, nos da la posibilidad de conocer historias de personas que hoy necesitan de una transfusión, o bien, agendar una cita en algún hospital -más de 27 entre Monterrey, CDMX, Puebla y Villahermosa- que trabaje con la plataforma, mediante el seguimiento personalizado desde el inicio hasta el final del procedimiento.

“Pero además, creímos que no era suficiente. Por eso empezamos a trabajar un programa de responsabilidad social corporativo con las empresas que se llama Share Party. Un nuevo concepto y experiencia de donación de sangre.

“Y estamos muy contentos porque los resultados de esos primeros ocho meses de 2017 de ese piloto fue que aumentamos de esas 80 mil (que se necesitan), conseguimos mil 600, entonces aumentamos la donación en 2% tan sólo en Monterrey. Y 70% de las personas que donaron lo hicieron por primera vez”, explica César sin ocultar su emoción.

Share Party se ha convertido en una celebración por la vida, por lo que la meta para este 2018 es aumentar a 10% la donación altruista de sangre, a través de convocatorias en espacios públicos para que más personas puedan sumarse, detalla Javier.

La labor de César y Javier Esquivel ha trascendido a nivel Latinoamérica. El pasado 1 de febrero obtuvieron el Creators Award en la categoría Launch de We Work, una plataforma de coworking a nivel mundial que reconoce a empresas, organizaciones no gubernamentales y emprendedores que están transformando a la sociedad.

Los hermanos Esquivel coinciden en invertir el reconocimiento de 3.4 millones de pesos para salvar más vidas y así tener presencia en más ciudades del país, a la vez de mejorar la estrategia en aquellas ciudades donde ya se han posicionado para conseguir mayores alcances.

“Siempre hay una causa que nos hace actuar”, y con una sola donación de sangre podemos ayudar a tres personas. A través de Blooders, afiliados a Consejo Cívico desde 2017, hoy es un buen día para salvar vidas. ¿Te animas?